0034 699 825 5278 info@tpmespana.es

Anclajes al terreno

 

Los anclajes son elementos capaces de transmitir una carga de tracción a una zona del terreno, lo que permite el arriostramiento de estructuras y materiales que son inestables por sí solos.
Constituyen una solución técnica y económica muy competitiva, pues facilitan el proceso y reducen el plazo de ejecución de las obras, aportando un elevado nivel de seguridad gracias al gran desarrollo tecnológico que han experimentado en las últimas décadas.
Los anclajes se pueden clasificar, de acuerdo a su vida útil en:

  • Temporales: su vida de servicio viene limitada en el tiempo (de 9 meses a 2 años dependiendo de la normativa)
  • Permanentes: durante la vida útil de la obra, exigiendo mayores coeficientes de seguridad, controles y protecciones en general.

Y de acuerdo a su forma de trabajar en:

  • Anclajes Activos: se ponen en carga mediante un procedimiento de tesado tras el cual se fijan a la cabeza del anclaje
  • Anclajes Pasivos: no se tesan inicialmente ya que requieren de la producción de movimientos relativos entre la cabeza del anclaje y el bulbo para ponerse en tensión y traccionarse.

En cuanto a los sistemas de inyección, se emplean los mismos que los explicados en los micropilotes
Algunas de las aplicaciones más importantes de los anclajes son las siguientes:

  • Arriostramiento de estructuras de contención al terreno (Muros tradicionales de gran altura construidos por fases descendentes, pantallas continuas de hormigón, pantallas de pilotes y micropilotes, tablestacados, etc.).
  • Estabilización de taludes.
  • Cosido de macizos rocosos fisurados con problemas de desprendimientos.
  • Absorción de esfuerzos provocados en las estructuras por las subpresiones.
Anclajes al terreno TPM España
Anclajes al terreno TPM España